TOP RACE

2018

  •  

     

  • Altuna se tomó revancha y ganó la séptima fecha en Termas de Rio Hondo

    8 DE JULIO DE 2018

     

    Altuna se tomó revancha y ganó la séptima fecha

     

    El piloto del SDE Competición se quedó con la final del domingo con una gran contundencia ganando la carrera de punta a punta.

    Dicen que el automovilismo siempre da revancha. Más tarde o más temprano siempre una chance aparece para revertir el mal paso dado y esto lo entendió así Mariano Altuna que con su vasta experiencia en el automovilismo argentino logró cobrarse el mal trago del sábado por la tarde cuando intentó superarlo al “Bebu” Girolami y quedó a un costado del circuito perdiendo todas las chances a poco menos de una vuelta para el final.

     

    Pero este formato elegido por la categoría le permitió rápidamente tener una oportunidad para sacarse la  “mufa”y no la desaprovechó. El sábado antes de la final de la sexta fecha logró quedarse con la clasificación de esta competencia y así largó adelante, en la primera posición.

    En la segunda posición largó Diego Ciantini que tuvo un excelente sábado clasificatorio y confirmó el excelente trabajo el domingo con una carrera que lo expuso como un piloto frio y veloz que centro su objetivo en mantenerse en la punta y lo logró atacando por momentos la posición del puntero.

    La carrera se puso en marcha con una sólida eficacia del Chevrolet del equipo SDE Competición que se presentaba como el anfitrión en la pista de Termas de Río Hondo. Las estrategias demandaron un fuerte estudio de diferentes factores que fueron modificándose a partir del cambio en la condición del clima que mejoraron para el domingo.

    A poco de iniciada la carrera llegó el primer golpe de escena y fue importante. Agustín Canapino debía abandonar la carrera con problemas en su unidad que lo marginaban de la lucha por la suma de puntos. El campeón largaba retrasado y no podía revertir el mal paso dado en clasificación, cerrando el domingo de la peor manera para él.

    Esto podía ser bien aprovechado por sus rivales en el certamen. Néstor Girolami aparecía en la zona puntuable y Franco Girolami también intentaba posicionarse dentro de los puestos de adelante.

    La carrera entró en una etapa importante, las estrategias empezaron a demandar el ingreso de los autos a la zona de boxes para la recarga de combustible. Mariano Altuna se mantuvo en pista mientras Diego Ciantini se fue a los boxes por combustible. El trabajo del Lincoln Sport Group fue muy bueno y al regreso a la pista del joven piloto pudieron mantener la posición obligándolo al equipo SDE Competición a realizar una recarga casi perfecta para no perder la posición de líder.

    El equipo Toyota realizó una excelente detención tanto de Matías Rossi como de Gabriel Ponce de León que le permitió ganar posiciones en el clasificador para regresar a la pista dentro de los cinco de la fila india.

     

    A partir de allí comenzó otra carrera. Altuna se defendía de un ataque de Ciantini que siempre mantuvo su línea sin arriesgar de más y lejos de Matías Rossi que hasta las últimas vueltas no pudo acercarse de manera peligrosa a los dos punteros.Los tiempos de vuelta se establecieron en el orden del 1minuto 53 segundos oscilaron en ese margen para sostener el consumo de tal forma que no les haga pasar algún sobresalto sobre el final de la competencia.

    Los autos empezaron a mostrar cierto desgaste sobre el final de la competencia y eso sirvió para que los pilotos empiecen a cuidar el consumo. El puntero se mantuvo siempre al firme en la estrategia planteada por su equipo y así fue que nunca exigió de más su Chevrolet Cruze   manteniéndose a resguardo por algún intento de parte de Ciantini que rápidamente entendió que no podía hacer porque su unidad también demostró haber sentido la exigencia.

    Más atrás la lucha llegó hasta las últimas vueltas cuando Néstor Girolami venía en la quinta posición pero al salir a la recta larga tocó afuera y eso le hizo perder potencia para ver como un par de rivales daban cuenta de su posición relegándolo hasta la novena ubicación.

    Una situación que complicó al “Bebu” justo antes de finalizar la competencia y eso le impidió sumar buenos puntos para el campeonato con la deserción de Canapino y no pudo aprovechar el beneficio que tuvo en sus manos.

    El menor de los Girolami tampoco pudo aprovechar la posibilidad del abandono del puntero del certamen aunque la suma de puntos no fue mala para él con un quinto  puesto.

     

    Ganó Altuna y sumó muy bien para el campeonato, algo que necesitaba tanto el equipo como el mismo piloto que recupera ciertas chances por mantenerse en la lucha por el título. El joven Diego Ciantini logró sumar su primer podio en TopRace y Rossi se las ingenió para volver a subir al podio y seguir sumando buenos puntos.

     

     

     

  • Girolami logró su tercera victoria del año en Termas de Río Hondo

     

    Otra vez el “Bebu” logró quedarse con una final del TopRace. El piloto del Lincol Sport Group se afirma en el campeonato a fuerza de ganar su tercera competencia en el año y segunda consecutiva luego de obtener el triunfo en Córdoba y ahora cerrando la sexta fecha del campeonato en Termas de Río Hondo.

     

    A fuerza de una estrategia que se fundamentó en una estrategia conservadora en el inicio de la competencia detrás de Canapino luego de superar a Mariano Altuna. A partir de ahí estabilizó el tiempo de vuelta y se mantuvo detrás del puntero por más de 20 minutos.

     

    Promediando la competencia Canapino se fue ancho a la salida de la curva cerrada y eso le permitió a Girolami y a Mariano Altuna superarlo para dejarlo en la tercera colocación. A partir de acá comenzó otra carrera.

    Ya el consumo empezó a mostrar una seria amenaza y los equipos comenzaron a recalcular la estrategia en función del ritmo que exigía la carrera.

    El ingreso del auto de seguridad a poco de inicia la competencia hizo presumir que el combustible podía llegar a finalizar la carrera y la duda empezó a sobrevolar los boxes.

    Girolami mandaba adelante estableciendo un ritmo que rondaba el minuto 54 segundos para empezar a economizar combustible.

     

    Mientras esto sucedía adelante, Diego Azar ya establecido en la cuarta posición empezaba un acercamiento a los punteros exigiendo el auto defendiéndose de los ataques que le propuso Matías Rodríguez. Más atrás el Toyota de Matías Rossi se mantenía expectante luego de superar algunos autos como los de Di Palma y Risatti que debieron abandonar luego de un toque entre ellos.

     

    Faltando cerca de 15 minutos para que se cumpla el tiempo establecido comenzó un duro ataque por parte de Altuna a la posición de Girolami. Los intentos no cesaron y en más de una oportunidad le puso el auto a la par forzando la maniobra y exigiendo hasta el límite para superarlo pero sin lograr el objetivo. Girolami cerró todas las chances  sin permitirle al piloto de Lobería oportunidad para saltar a la primera posición.

    Sobre el final Canapino se mantuvo en la tercera posición con problemas de caja y eso le impidió seguir el ritmo de los punteros mientras Diego Azar debía ingresar a boxes para reabastecer combustible al igual que Matías Rodríguez que producto del esfuerzo no lograron terminar la competencia en el lote de punteros.

    Esto fue bien aprovechado por el Toyota de Matías Rossi para trepar a la tercera posición y así sumar buenos puntos para el campeonato.

     

    Faltando una vuelta para la bandera a cuadros, Mariano Altuna intentó superar a Girolami en el ingreso a la recta. El Chevrolet frenó más adentró y golpeó el costado derecho del Mercedes del puntero. La consecuencia no fue buena para Altuna que entró en trompo y perdió todas las chances de subir al podio. Si bien pudo recuperar la marcha ya quedó muy retrasado. Así Canapino heredó la segunda colocación.

    Solo le restaba una vuelta a Girolami para quedarse con l triunfo. Canapino apuró la marcha pero no le alcanzó para superarlo y así el “Bebu” volvió a ganar, la segunda consecutiva y ahora se presenta como un firme candidato en la lucha por el título.