MOTO GP

Martes 30 de Octubre de 2018

Caida de Zarco a mas de 300 km

 

El veloz ingreso a la Curva Nº1 de Phillip Island fue el lugar del fortísimo incidente entre Johann Zarco y Marc Marquez en la carrera del Mundial de MotoGP el domingo. El francés reconoció que llegó más fuerte que lo habitual por la succión con otras motos. VIDEO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue el momento dramático de la carrera, fuera de la lucha deportiva. Asustó a todos la forma en que Johann Zarco salió despedido de su accidentada Yamaha donde se transita por encima de los 300 km/h de velocidad, tras golpear de atrás la Honda de Marc Márquez en el final de la recta principal, antes de tumbar las motos para el ingreso a la Curva 1 de Phillip Island.

 

Zarco salió del túnel de succión que le ofreció la moto de Jack Miller transitando delante suyo. Esto le hizo llegar más rápido a la posición de Márquez y no pudo esquivar el toque. A su vez, Marc nunca se percató de lo que sucedía detrás. La Yamaha se destrozaba entre el asfalta y las vías de escape, el español intentaba saber qué había sucedido, y como un misil salía Zarco deslizando por el pasto.

 

Así lo interpretaron luego los protagonistas:

 

Zarco: "No me he roto nada, solo me duele un poco el hombro. He hablado con Marc y lo ha entendido: yo iba al rebufo de Miller y he llegado muy rápido, más que en otras vueltas. Hemos comentado que ha sido un incidente de carrera, tras un comienzo de carrera con mucha intensidad. He salido muy agresivo, pero es necesario porque sino no puedes hacer nada".

 

Márquez: "Justo después, estaba muy cabreado (sic) porque me encontraba fuerte y podía luchar por la victoria al final. Así son las carreras, cuando estamos todos tan cerca, puede pasar esto. Con el rebufo, parece que la moto de delante te absorbe y tienes que frenar un poco antes. No me ha sorprendido la victoria de Maverick. Lo que sorprende es que no hayan ganado antes".

 

Andrea Iannone, en tanto, vivió el incidente en primera fila y reconoció el susto: "He frenado muy tarde para no tocar la Yamaha de Zarco. Me ha dado miedo porque ha sido una caída muy peligrosa. Estoy contento de que Marc y Johann están bien", aseguró el italiano.