MOTO GP

Lunes 5 de Noviembre de 2018

 

¡¡ QUE LASTIMA VALENTINO ... !!

 

Valentino Rossi lideró consistentemente el Gran Premio de Malasia pero a cuatro giros del final, con Marc Márquez detrás, fue al suelo. Pero, además, hubo otras acciones que se dieron en la jornada que hubieran sellado un domingo inolvidable: "Estoy muy triste, hubiera sido una victoria histórica", señaló el italiano de 39 años.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La victoria de Maverick Viñales mostró un avance de Yamaha, motivante en una temporada en la que superaron las peores marcas históricas sin triunfos para el equipo oficial. Lo hecho por Valentino Rossi en Malasia, liderando hasta que cayó a cuatro vueltas del final ilusiona para el final de temporada a miles de fanáticos del italiano. Aunque haya llegado tarde la respuesta a tanto reclamo de puesta a punto, y aunque el ritmo de los últimos giros aún sea incógnita para la marca...

 

"En las últimas carreras encontramos cosas que nos permiten sacar más partido de la moto. Hasta el momento de la caída fue mi mejor carrera del año", expresó Rossi. Valentino fue al suelo a sólo 4 vueltas del final, o bien, a 20 kilómetros de la bandera a cuadros, donde habría lucha con su rival y por entonces escolta, Marc Márquez (Honda).

 

"Sufrimos un poco en las últimas vueltas. Le pasó a Maverick en Australia, pero él iba solo", recordó de la semana anterior. "Yo creo que no hice nada raro pero me caí, así que evidentemente cometí algún error. Estaba manteniendo mi ritmo, creo que Marc me habría alcanzado en las dos últimas vueltas; y habría sido emocionante", refirió.

Hubiese sido inolvidable

El hermano de Valentino, Luca Marini, había ganado ya en Moto2 ese día y el Mundial había sido asegurado por el piloto de su escudería (VR46), Pecco Bagnaia. "Estoy muy triste porque, además, habría sido una victoria histórica porque también habría ganado mi hermano el mismo día", señaló Rossi. "De haber ganado habría sido el día más feliz de mi vida", sentenció.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                   Luca Marini y Valentino Rossi, ambos hijos de Stefanía Palma