MOTO 3 LORENZO DALLA PORTA GANO EN AUSTRALIA Y SE CONSAGRO CAMPEON MUNDIAL MOTO3 DE 2019 Domingo 27 de Octubre de 2019 El italiano Lorenzo Dalla Porta se ha proclamado campeón del mundo de Moto3 2019 a falta de dos carreras en el Gran Premio de Australia, donde ha certificado el título de forma matemática de la mejor forma posible: ganando la carrera en Phillip Island, su tercer triunfo de la temporada. Es el primer campeón italiano de Moto3 y el primero en la categoría pequeña desde Andrea Dovizioso en 2004, además de ser el primer piloto de la historia que conquista el Mundial de Moto3 tras haber ganado el Mundial Junior de Moto3, algo que hizo en 2016. Dalla Porta ha sido el piloto más regular en la caótica categoría de Moto3, haciéndose un asiduo del podio en un enorme clima de igualdad empezando por la segunda posición en Losail, donde solamente sucumbió ante un especialmente inspirado Kaito Toba. El japonés se iría diluyendo durante el año, pero Arón Canet, tercero aquel día, se convertiría en su gran rival por el título. No fueron especialmente bien las tres siguientes carreras para el italiano, que se limitó a ir arañando todos los puntos que podía al ser séptimo en el triunfo de Jaume Masiá en Termas de Río Hondo, 13º en Austin –donde Canet logró su primera victoria- y octavo en Jerez, con Niccolò Antonelli como ganador. La general se apretaba y Dalla Porta era quinto a 18 puntos de Canet, que ocupaba el liderato. La victoria se seguía resistiendo, pero en Le Mans volvió al podio al ser segundo y repitió idéntica posición en Mugello, esta vez superado por un Tony Arbolino que poco a poco se iría convirtiendo en uno de los pilotos a tener en cuenta para la clasificación general, donde Dalla Porta se había puesto a tan solo tres puntos de Canet. El abandono en Catalunya –donde ganó su compañero Marcos Ramírez- fue un traspiés, pero se rehízo con una nueva segunda posición en Assen, nuevamente tras Arbolino; y se fue de vacaciones de la mejor forma posible: en Sachsenring se hacía con su primer triunfo del año y se aupaba al liderato de la general con dos puntos sobre Canet. Al retorno del parón estival replicaba Canet ganando en Brno, pero Dalla Porta quedaba segundo. Volvería a recuperar el liderato siendo sexto en el Red Bull Ring, donde ganaba Romano Fenati. Volvía al podio siendo tercero en Silverstone en la victoria de Ramírez, y con el octavo puesto en Misano –donde ganó Tatsuki Suzuki- extendió su liderato a 22 puntos sobre Canet, que no acabó. La undécima posición del italiano y el triunfo de Canet en Motorland volvían a abrir la general, pero el segundo puesto de Dalla Porta en el triunfo de Albert Arenas en Tailandia le devolvía una gran renta al no puntuar Canet. Una renta que se disparaba en Motegi, donde Canet caía y Dalla Porta se hacía con su segunda victoria de la temporada. Eso le permitía llegar con opciones matemáticas a Phillip Island, donde dependía de sí mismo: si ganaba, sería campeón. La caída de Arón Canet hacía que le valiese una octava posición para sentenciar el título (o la duodécima siempre que Arbolino no ganase), pero Lorenzo Dalla Porta no quería conformarse y luchaba hasta el final para hacerse con la victoria y conquistar el título a lo grande.