EFEMERIDES
HISTORIAS DEL AUTOMOVILISMO NACIONAL E INTERNACIONAL
  •  

     

  •  

     

  • DEJO DE EXISTIR CARLOS RUBEN CALAMANTE

    FALLECIMIENTO DEJO DE EXISTIR EL EX PILOTO DE TC CARLOS RUBEN CALAMANTE Domingo, 29 de marzo de 2020 Luego de una larga batalla contra el cáncer, falleció el ex piloto de Turismo Carretera Carlos Rubén Calamante. Junto a su hermano Mariano Alberto, actual Comisario Deportivo de la ACTC, fueron fieles representante de Chevrolet con el recordado color rojo en sus autos. Conocido íntimamente como "El Gordo", Carlos Rubén Calamante fue piloto de Turismo Carretera durante la época en la que se corría en ruta abierta; junto con su hermano Mariano, representaron a Chevrolet y a Balcarce, lugar donde "Carlitos" nació un 4 de noviembre de 1960. En las última horas, y después de pelear varios años contra el cáncer, falleció a los 59 años en medio de una difícil situación global. La familia Calamante tuvo a su primer representante en el automovilismo a Don Carlos y luego a Mariano. Carlos no logró victorias en Turismo Carretera, pero supo ser protagonista de grandes carreras en la categoría durante la década del ´80, superando las 100 competencias. Su última incursión fue en 1996 en su Balcarce natal. Su hijo Martín lo despidió de esta manera: "me dejas el corazón partido en miles de pedazos. Te voy a extrañar un montón. Gracias por tanto, por enseñarme tantas cosas en esta vida. Descansá en paz".
  • 14 DE MARZO DE 1953 MORIA EUSEBIO MARCILLA " EL CABALLERO DEL CAMINO "

    HISTORIAS MORIA EUSEBIO MARCILLA, EL CABALLERO DEL CAMINO... 14 DE MARZO DE 1953 A la hora de nombrar a los grandes pilotos del Turismo de Carretera, Eusebio Marcilla es uno de ellos. A veinte kilómetros de Esperanza, en el año 1953, un 14 de marzo en un accidente en una carrera de autos, "La vuelta de la Provincia de Santa Fe", perdía la vida. El poeta argentino, José Pedroni, le dedicó un verso: "El Caballero del Camino", en el lugar lo recuerda un monumento cubierto de placas. ¿Será por sus hazañas automovilísticas? No, precisamente. El fatídico 14 de marzo de 1953, venía Eusebio Marcilla punteando una carrera tradicional de aquellos tiempos, "La Vuelta de Santa Fe", cuando en el tramo pavimentado entre Rafaela y Santa Fe, sobre la ruta Nacional Nº 166, en un "martillo", "donde tapa" para tomar la ruta Nacional 11, una curva a 90º a la derecha, un error de cálculo, un cambio que no entró, unos frenos que no fueron suficientes, nunca se sabrá... Derrapó el Chevrolet negro número 4 saliendo de la ruta y dio contra una columna de cemento del cableado de alta tensión, golpeando justamente sobre la puerta del conductor, envolviéndola. Auxiliado por el competidor que venía detrás, Jorge Orduna, Eusebio Marcilla falleció camino al hospital. Lo acompañaba Miguel Salem que gracias a Dios no corrió la misma suerte. Hay que tener en cuenta que esa cupé, con un considerable despeje del suelo, con ruedas altas y angostas, cubiertas y suspensiones duras, "preparada" en ese tiempo orillaba los 200 km/h, por primera vez usaba caja de cuatro marchas. Era la época de los pilotos-preparadores, era muy buen mecánico y muy buen piloto, pero por sobre todo, un hombre cabal, hecho y derecho, destacado por sus virtudes humanas, por su sentido del deber. Representaba su ciudad: Junín. En plena carrera, en 1940 paró para rescatar a los Hermanos Gálvez caídos a un precipicio. En 1948, en la gran carrera a Caracas (Venezuela) en tierra peruana vuelve a parar para rescatar a Fangio y su malogrado copiloto Daniel Urrutia, de no haber sido así hubiera sido ganador de ese tremendo esfuerzo, ya que llegó segundo por una diferencia menor que el tiempo que invirtió en ayudar. Esas y otras actitudes le merecieron el título de 'Caballero del Camino', y más allá de sus virtudes conductivas o técnico-mecánicas (que indudablemente las tenía) resalta su hombría de bien. Valor tan escaso hoy en que los preguntadores de zonceras endiosan maleducados, desviados e irrespetuosos. Eran épocas tan difíciles como estas, y sin embargo prefirió pelearla sólo, con mínimo apoyo, por no colocar el cartelito político de turno en boga por aquellos tiempos, por lo que como "contrera" le valió que su figura fuera prohibida en los medios de entonces. Con justicia la ruta provincial 70 hoy lleva su nombre, es la misma en aquellos tiempos se llamaba Ruta Nacional Nº 166 y precisamente en su Km "0" una columna de hormigón esperaba que la cupe Chevrolet abandonara el asfalto para llevarse la vida de este ser humano de excepción. ¿De qué pasta estaba hecho ese hombre, que prefería perder la gloria del triunfo por dar una mano a un competidor, que tal vez en la próxima le arrebataría la victoria?. ¿Qué se ha perdido para que hoy escaseen tanto seres humanos de esta dimensión?. ¿Qué habrá templado el espíritu de este ser, que enfundado en un mameluco blanco manchado con grasa, no dudaba en hacer lo que consideraba su deber, postergando sus sueños y hasta su necesidad?. ¿Habría un asesor de imagen" iluminando su camino?. Seguro que no.
  • EL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2013 COMENZABA EL FIN DE LA " ERA AVENTIN "

    EFEMERIDES - TURISMO CARRETERA EL 29 DE SEPTIEMBRE DE 2013 COMENZABA EL FIN DE LA ERA AVENTIN Aventín, polémico: "Mi viejo es el mejor presidente, y al que no le guste, que la chupe" El piloto de Ford le dedicó el triunfo a Oscar, que hoy deja de ser presidente de la ACTC después de 12 años. Diego Aventín aprovechó al máximo los abandonos de Juan Marcos Angelini y José María López, y el toque entre los Chevrolet de Guillermo Ortelli y Matías Rossi en la vuelta final, y así ganó la primera final de la Copa de Oro del Turismo Carretera en San Luis. El piloto de Ford subió al podio y le dedicó el triunfo a su padre, Oscar Aventín, que hoy dejó la presidencia de la Asociación de Corredores de Turismo Carretera después de 12 años. "Mi viejo es el mejor presidente de la historia del Turismo Carretera, y al que no le guste, como dijo Maradona, que la chupe", fue la frase polémica que utilizó Aventín ante las cámaras de la Televisión Pública cuando lo entrevistaron. Después de la premiación en el podio, y un poquito más tranquilo, agregó: "Me saqué las ganas de decirlo por televisión, uno viene acumulando cosas que se guarda, por eso está bueno decirlo y que se sepa". A partir del martes, la ACTC será conducida por Hugo Mazzacane, que todvía no hizo pública la lista de dirigentes que lo acompañarán. Pero uno sería, justamente, el Pumita Aventín. TC: LA "ERA AVENTIN" LLEGO A SU FIN 9 de Abril de 2015 En el día de ayer la Asociación Corredores Turismo Carretera comunicó oficialmente la decisión tomada en las últimas horas:"En la reunión de Comisión Directiva celebrada en la noche del martes 07 de abril de 2015, se trató la renuncia indeclinable al cargo de Vicepresidente 1º de la institución presentada por el Sr. Diego Oscar Raúl Aventin, y la misma ha sido aceptada" De esta forma, y en poco tiempo, la “Era Aventín” en la dirigencia de la ACTC llegó a su fin tras una serie de hechos que se precipitaron en apenas un año y medio. Todo comenzó en octubre de 2013 cuando, después de 12 años de conducción, Oscar Aventín dejó el cargo de Presidente de la institución. Claro que por entonces su poder político pareció no declinar porque en ese mismo momento proyectó a su hijo Diego de Vocal Suplente a Vicepresidente primero nada menos. Además, aquellos eran días de satisfacción para la familia de Morón pues apenas dos meses después de asumir ese rol más importante en la Comisión Directiva, el “Pumita” por fin logró la corona de Turismo Carretera después de muchos intentos. Pero Diego, si bien en ese momento manifestaba públicamente que “estaba para aprender de Hugo y colaborar”, nunca se llevó bien con los Mazzacane. Ni con el propio Hugo que reemplazó a su padre, ni con Gastón, que había sido ascendido así como él, en este caso a vicepresidente segundo. Dicen quienes conocen muy bien la sede de Bogotá 166 que el manejo personalista de muchas cuestiones lo fue dejando sin apoyo entre la mayoría de los miembros de Comisión. Sin embargo, el poder de su padre (para muchos desde el anonimato) y el suyo propiamente dicho, seguían intactos. ¿Por qué? Porque Oscar era el presidente de FADRA (Fundación de Automovilismo Deportivo de la República Argentina), la fundación que maneja la cuestión comercial y tiene el mando económico en los negocios de la ACTC, y Diego ocupaba el cargo de Tesorero en la misma. Sin dudas, dos lugares claves. Por ejemplo, a nadie escapa, y todos conocen en el ambiente teceísta, las “obligaciones económicas” que cada equipo, piloto, preparador, etc. tiene en cada carrera. También lo que se paga por distintos “servicios” dentro de un autódromo cada fin de semana. Ni hablar de los altos contratos que la categoría suele firmar con las Gobernaciones de las diferentes provincias para “llevar” el TC, y del dinero recibido en concepto del Automovilismo para Todos. Todo eso está bajo la órbita de FADRA. El control de la Caja siempre fue un bien preciado. Antes del inicio de la actual temporada, Mazzacane tomó el mando de la Fundación y Diego renunció (o le sugirieron que lo haga) al cargo de Tesorero. Mientras tanto, luego de muchas charlas, Oscar no fue desplazado y sigue siendo el Presidente, pero algunos afirman que simbólicamente, porque ahora el que decide, verifica, y controla todo es Hugo. Por eso, tras el “repaso” de los números que se generaron en los últimos tiempos, el año empezó movido. Primero se hizo pública la ruptura con Pistas Argentinas, la productora que nació en el 2012 con la llegada del Automovilismo Para Todos. Mazzacane con el apoyo de la Comisión Directiva rompió el vínculo porque según explicó “el servicio era muy caro”. Ahí pareció quebrarse totalmente la relación con Diego quien siempre se mantuvo muy cercano a esa productora. Y luego, al “Pumita” también le quitaron el manejo de la “Copa Bora”, la nueva categoría que acompaña al TC este año. De hecho, ya ni siquiera estuvo en Toay. La renuncia a ambos cargos (primero como Tesorero en FADRA y ahora como Vicepresidente Primero en la ACTC), parece ser una salida elegante, aunque en los pasillos del edificio del barrio de Caballito muchos creen que lo obligaron a dar un paso al costado por algunas cuestiones de negocios poco claras. También por estos días se ve que los nombres en otros cargos y funciones ya empezaron a cambiar, tanto en la ACTC como en FADRA. Y algunos arriesgan que lo seguirán haciendo a corto o mediano plazo. Queda claro que el cambio está en marcha... Una Era (institucional) terminó para el TC…
  • DIA 12 DE AGOSTO DE 1962 VUELTA DE JUNIN SE ACCIDENTABA JORGE FARABOLINI

     

  • LA ULTIMA VICTORIA DE PAIRETTI EN EL TC FUE CON UN DODGE 1500

    HISTORIAS LA ULTIMA VICTORIA DE CARLOS PAIRETTI EN EL TC FUE CON UN DODGE 1500 26 de Marzo de 2020 Se cumplen 42 años del último triunfo de Pairetti en el TC. Fue con un Dodge 1500. Luego, la autofiscalización de la ACTC y el nacimiento del TC2000. Una efemérides muy particular. Hace 42 años Carlos Pairetti logró su última victoria en el Turismo Carretera. Fue el triunfo número 22 del ex campeón de la categoría, que se hizo célebre junto con el legendario “Trueno Naranja”. Pero este último éxito no tiene nada que ver con aquel automóvil. Todo lo contrario, quizá no muchos recuerden que su última victoria fue con un Dodge… ¡1500! Sí, un vehículo “compacto” para la época, entre los Falcon, los Chevrolet, los Torino y las cupé Dodge GTX. Pero, ¿cómo llegó a correr el Dodge 1500 y a manos de Pairetti? Comenzaba la temporada 1978 y el Turismo Carretera realizó dos carreras nocturnas en el autódromo de Buenos Aires. En la primera competencia se impuso, con una Dodge, “Tony Pedré”, el seudónimo que utilizó Antonio Aventin, “Tony”, que luego se convirtiera en campeón de TC. La otra competencia bajo las estrellas de Buenos Aires fue para José Miguel Pontoriero, con el Dodge 1500, fiscalizado por CADAD. Por aquel entonces, varios preparadores y pilotos veían con buenos ojos competir con automóvil impulsados con motores de 2 litros, que se asomaban como el futuro del TC. Sin embargo, la Asociación Corredores de Turismo Carretera (ACTC) no aprobaba esa nueva corriente que se generaba dentro del automovilismo nacional. Entonces apareció el Automóvil Club Argentino (ACA) para organizar un campeonato de TC paralelo. La idea era atraer a las automotrices que no acompañaban al Turismo Carretera. La primera fecha se disputó el 26 de marzo de 1978 en Mendoza. La ACTC boicoteó la gestión, por lo que al autódromo cuyano se presentaron muy pocos autos, que apenas llegaba a la decena. La gran atracción era Carlos Pairetti, que más allá de sus pergaminos deportivos, era una personalidad mediática. Finalmente ganó el piloto de Arrecifes, con la preparación de Juan Carlos Benavídez. La carrera se hizo por suma de tiempos y el podio lo integraron Jorge González Correa (Dodge GTX) y Jorge Cerrutti (Torino). Pairetti había logrado una victoria llamativa también en la década de los años 60, cuando se impuso en La Vuelta del Lago, en Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba, en 1965. En esa oportunidad ganó con un Volvo 1225. El certamen planificado por el ACA en 1978 se frustró y no continuó. Estos distanciamientos originaron que un año más tarde, la ACTC se autofiscalizara, mientras que también durante la temporada siguiente, la idea de potenciar los “autos chicos” se cristalizó y derivó en el nacimiento del TC2000. Informe Carburando