Fórmula 1

EL CURIOSO VOLANTE DE VETTEL

El truco del Ferrari de Vettel, al descubierto

Una misteriosa leva en el volante del alemán está en el centro de todas las miradas.

Kimi Räikkönen no cuenta con este sistema en su coche.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es un clamor: algo tiene Ferrari para estar por delante de Mercedes en este arranque de la temporada 2018 de Fórmula 1. Las sospechas en torno al equipo italiano ya han llegado a los despachos de la FIA, y aunque no tienen muy claro cómo, saben que han encontrado un elemento nuevo en la ecuación para dejar atrás a los teóricos favoritos. El último rumor llega de la web británica Motorsport.com y de uno de sus periodistas más prestigiosos, Jonathan Noble. Este medio apunta directamente a un truco que tiene Sebastian Vettel, y que no tiene Kimi Räikkönen, para conseguir esa ventaja vista en trazados donde, otrora, los Mercedes no tenían rival. Se trata de una leva en el volante del coche número 5, el que conduce el alemán, que le permite modificar la configuración en momentos clave de la carrera o la clasificación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El descubrimiento se produjo gracias a una foto hecha en el GP de Bahréin. Cuando Vettel dejó su volante sobre el morro de su Ferrari tras lograr la pole, los avispados fotógrados descubrieron que había una leva en el lado derecho del volante, justo encima del embrague y el cambio, que no tenían otros coches.

La Scuderia, cuestionada al respecto, sólo ha negado que sirva para modificar el mapa motor para ayudar a mantener el escape soplando durante las curvas, algo que ya intentaron en años pasados y que la FIA declaró ilegal.

La leva, apunta Motorsport, puede tener otra función. Más que usarse para mantener soplando el motor, puede servir para cambiar el diferencial, el sistema de recuperación energía, modificar el mapa motor...

El hecho de que no sea una leva de apagado-encendido con dos posiciones, sino que sea giratoria o gradual, apunta a que puede tener varias utilidades o que sirva para aumentar o disminuir algo en el Ferrari. Hasta que no lo desvelen ellos mismos, bien por petición de la FIA, bien de 'motu proprio', no se sabrá a ciencia cierta.

 

Cada equipo tiene su propio volante, y a su vez cada piloto de cada equipo lo configura a su gusto. Algunos prefieren levas más duras o más blandas, otros cambian la posición de los mandos, algunos piden más sencillez, otros más botones... Elementos que hacen que cada volante un elemento único y personal. No obstante, los elementos clave son comunes. Por eso, la presencia de esta leva hace sospechar más aún en torno a Ferrari.